¿Cómo formar acordes de novena?

¿Cómo formar acordes de novena?

Introducción

Los acordes de novena son una herramienta fundamental en la música, ya que le dan a los acordes un sonido más rico y sofisticado. Aprender a formar acordes de novena puede ser un poco desafiante al principio, pero con práctica y paciencia, podrás dominarlos y agregarlos a tu repertorio de acordes. En este artículo, exploraremos diferentes aspectos de cómo formar acordes de novena, desde la teoría básica hasta los distintos tipos de acordes de novena que puedes utilizar en tus composiciones.

La teoría detrás de los acordes de novena

Antes de adentrarnos en la formación de los acordes de novena, es importante entender la teoría detrás de ellos. Un acorde de novena consiste en un acorde básico triada (formado por la tónica, tercera y quinta) al cual se le agrega una nueva nota llamada novena, que está a una distancia de intervalo de nueve notas sobre la tónica del acorde. Esta novena puede ser mayor, menor o suspendida, y determinará el tipo de acorde de novena que estemos formando.

Por ejemplo, si tomamos un acorde de Do mayor (C, E, G) y le agregamos la nota de novena, obtendremos un acorde de novena de Do mayor (C, E, G, D). En cambio, si tomamos un acorde de Re menor (D, F, A) y le agregamos la nota de novena, obtendremos un acorde de novena de Re menor (D, F, A, C).

Tipos de acordes de novena

Existen diferentes tipos de acordes de novena que puedes utilizar en tus composiciones. Aquí te presentamos algunos de los más comunes:

  • Acorde de novena mayor: Este tipo de acorde de novena se forma utilizando una novena mayor sobre el acorde básico triada mayor. Por ejemplo, en un acorde de Do mayor, la novena mayor sería el Re sostenido.
  • Acorde de novena menor: Este tipo de acorde de novena se forma utilizando una novena menor sobre el acorde básico triada menor. Por ejemplo, en un acorde de Re menor, la novena menor sería el Mi bemol.
  • Acorde de novena suspendida: Este tipo de acorde de novena se forma utilizando una novena suspendida sobre el acorde básico triada. En lugar de utilizar una novena mayor o menor, se utiliza una novena suspendida, que crea un sonido más abierto y ambiguo.
Ver más:  Twerking Música: Ritmos y canciones perfectas para bailar

Formación de acordes de novena

Ahora que conoces los diferentes tipos de acordes de novena, es hora de aprender a formarlos. La forma más común de formar un acorde de novena es tomando un acorde básico triada y agregándole la nota de novena. A continuación, te explicaremos cómo formar acordes de novena mayor y menor.

Formación de acordes de novena mayor

Para formar un acorde de novena mayor, sigue los siguientes pasos:

  1. Toma un acorde básico triada mayor.
  2. Identifica la tónica del acorde.
  3. Agrega la nota de novena mayor, que está a una distancia de intervalo de nueve notas sobre la tónica del acorde.
  4. Toque el acorde completo, asegurándose de no tocar ninguna otra nota que no pertenezca al acorde.
Ver más:  Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado: Explorando su Música

Por ejemplo, si tomamos un acorde de Do mayor (C, E, G) y le agregamos la nota de novena mayor Re sostenido, obtendremos el acorde de novena mayor de Do mayor (C, E, G, D#).

Formación de acordes de novena menor

Para formar un acorde de novena menor, sigue los siguientes pasos:

  1. Toma un acorde básico triada menor.
  2. Identifica la tónica del acorde.
  3. Agrega la nota de novena menor, que está a una distancia de intervalo de nueve notas sobre la tónica del acorde.
  4. Toque el acorde completo, asegurándose de no tocar ninguna otra nota que no pertenezca al acorde.

Por ejemplo, si tomamos un acorde de Re menor (D, F, A) y le agregamos la nota de novena menor Mi bemol, obtendremos el acorde de novena menor de Re menor (D, F, A, Eb).

Aplicación de los acordes de novena

Ahora que sabes cómo formar acordes de novena, es importante entender cómo y cuándo aplicarlos en tus composiciones. Los acordes de novena son especialmente útiles para agregar variedad y emoción a tus progresiones de acordes. Al combinarlos con otros acordes de la misma tonalidad, puedes crear secuencias y arreglos más interesantes y sofisticados.

Los acordes de novena también son comunes en géneros como el jazz y el funk, donde se utilizan para crear armonías más ricas y disonantes. Si estás interesado en tocar música en estos géneros, familiarizarte con los acordes de novena será fundamental.

Ver más:  Cómo mantener tus instrumentos musicales en buen estado

Experimenta con diferentes combinaciones de acordes de novena y explora cómo suenan en diferentes tonalidades. Presta atención al contexto musical en el que los estás utilizando y cómo se relacionan con los otros acordes de la progresión. ¡No tengas miedo de probar cosas nuevas y ver qué funciona mejor para ti!

Conclusión

En resumen, los acordes de novena son una herramienta poderosa que puedes utilizar para agregar profundidad y emoción a tus composiciones. Aprender a formar acordes de novena puede llevar tiempo y práctica, pero el esfuerzo valdrá la pena. Recuerda que hay diferentes tipos de acordes de novena, como los acordes de novena mayor, menor y suspendida, y que cada uno tiene su propio sonido único.

Experimenta con diferentes progresiones de acordes y tonalidades para descubrir cómo suenan los acordes de novena en diferentes contextos. ¡Diviértete explorando y disfrutando de la belleza de los acordes de novena en tu música!

Esperamos que te haya gustado esta selección de ¿Cómo formar acordes de novena?

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir